La conexión entre salud física y salud emocional es mucho mássalud fuerte de lo que puedas creer. Está demostrado que la felicidad aumenta la esperanza de vida y mejora la salud. Mantener tu salud, cuidarte y, en definitiva, quererte a ti mismo fortalecerá tu resiliencia psicológica y te ayudará a llevar una vida mucho más larga y feliz.

Las personas positivas tienen un sistema inmunitario mucho más fuerte, se preocupan más por su salud y adoptan hábitos saludables que retroalimentan su optimismo ante la vida.

¿Llevas una vida sana?

Para mantener un estilo de vida sano, aumentar tu esperanza de vida, tener mayor claridad mental y ser más positivo, deberías tomar las siguientes medidas:

Dejar de fumar: El tabaquismo mata casi a la mitad de sus consumidores y es una de las principales causas de muerte en el mundo, por lo que en este punto no hay paliativos ni medias tintas: cuanto antes lo dejes, mejor.

Tomar alcohol con moderación: En el punto medio (la moderación) está la virtud. Consumir alcohol en dosis moderadas (como una copa de vino al día) puede ser incluso beneficioso para la salud. Sin embargo, las personas con diabetes, enfermedades hepáticas, cardiopatías graves o con algunas arritmias deberían eliminar el alcohol por completo de sus dietas. Tampoco deben consumirlo en absoluto las persona que tomen ciertos medicamentos. Ante la duda, debes siempre consultar a tu médico.

Comer frutas y verduras a diario:  No descubrimos nada cuando decimos que las frutas y las verduras son componentes esenciales de una dieta saludable. Su consumo diario contribuye a la prevención de enfermedades cardiovasculares y ciertos tipos de cáncer. La Organización Mundial de la Salud recomienda como objetivo poblacional la ingesta de un mínimo de 400 gramos diarios de frutas y verduras. Consultar con un nutricionista te ayudará a optimizar tu dieta y a desechar alimentos dañinos para tu salud.

Hacer ejercicio al menos tres veces por semana: Además de ayudarte a mantenerte en forma, la práctica regular de ejercicio moderado en sesiones de 10 a 30 minutos te ayudará a controlar el estrés, a combatir la depresión y a favorecer un sueño reparador. Si no has practicado actividad física durante algún tiempo, comienza muy suavemente y durante pocos minutos; cuando te habitúes al ejercicio moderado puedes pasar a practicar actividad física de mayor intensidad.

Controlar tu peso: En la sociedad occidental hay cada más obesidad, lo que puede acarrear serios problemas de salud, como hipertensión, diabetes y enfermedades cardíacas.

Reducir el estrés: Eliminar o reducir el estrés de nuestra vida es clave para la salud, ya que la liberación del cortisol (la hormona del estrés) acarrea serias consecuencas negativas para nuestro organismo.

Formarte contínuamente sobre todo lo que contribuya a poseer buena salud: Devora todo la información que puedas sobre salud e incorpora nuevos hábitos saludables a tu vida. Tu médico de cabecera, nutricionistas y otros profesionales te orientarán en este sentido.

 

Adoptar un estilo de vida saludable es algo que depende completamente de ti. Pasa a la acción ¡Nada te lo impide! Si dices “No puedo” en realidad estás queriendo decir: “No quiero”. A la lista de arriba puedes añadir los cambios que desees hacer en tu vida.  Introduce dichos cambios poco a poco para aumentar tus probabilidades de éxito. Recuerda: Las personas felices están más sanas y viceversa.

 

Cuídate para ser más feliz
5 (100%) 1 vote

Si te gusto este artículo, también te puede interesar:

http://www.lavidapositiva.com/wp-content/uploads/2015/03/salud.jpghttp://www.lavidapositiva.com/wp-content/uploads/2015/03/salud-150x150.jpgadminArtículos sobre coachingPsicología PositivaCoaching,Psicología positiva,saludLa conexión entre salud física y salud emocional es mucho más fuerte de lo que puedas creer. Está demostrado que la felicidad aumenta la esperanza de vida y mejora la salud. Mantener tu salud, cuidarte y, en definitiva, quererte a ti mismo fortalecerá tu resiliencia psicológica y te ayudará a...
Comparte conocimiento
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •